Eric Metaxas

Eric Metaxas quería tocar a Dios. Para él, el universo era como un lago helado gigante. Nos pasamos la vida sobre el hielo tratando de perforarlo para llegar al agua y tocar a Dios. Pero Él Dios de Eric era más que un “eso” o un “Él”, una conciencia colectiva en lugar de una deidad personal, algo parecido a la “fuerza” sin los poderes Jedi. Él se escarnecía cuando la gente hablaba de seguir a Jesús o conocer a Dios, porque Dios no era una persona que se podría nombrar, o un ser que se podría conocer. Autor más vendido #1 de la lista de New York Times, presentador durante el Desayuno Nacional de Oración del Presidente, y invitado frecuente en CNN, Fox News y otros medios nacionales de comunicación, Eric Metaxas nunca creyó en la fe ciega. Él nunca esperó ser un vocero de Dios, es decir, hasta que tuvo un sueño que lo cambió todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *