Josh Canales

Yo sabía, en ese momento, que el Señor tiene un propósito para mi vida.

Comentarios

La Historia

“Le pegué una línea gritando duro por la línea de tercera base”, recordó Josh Canales. “Todo el mundo en el estadio gritó a la cabeza, pero ya era demasiado tarde.”

La pelota golpeó a su compañero, Kelsey Osburn, atrás de la cabeza. Sin su casco puesto, se derrumbó al suelo. Josh Canales corrió a su lado mientras su amigo rápidamente caía en la inconsciencia. Después de tres horas de cirugía de emergencia, el médico confirma que Kelsey no volvería a abrir los ojos. ¿Qué les diría Josh a los padres de su amigo? ¿Podrían algún día perdonarlo por haber tomado la vida de su hijo? ¿Podría perdonarse a sí mismo? ¿Aprendería a lidiar con la muerte de su amigo? Preguntas, miedo, y dolor llenaron su corazón, pero lo que Josh pronto aprendería sobre el perdón cambiaría para siempre como el ve la muerte.

Ve la Historia Completa