E3_Iam2nd_BrianSumner_10132009_TC_3817_EditSé hombre, ¿qué significa eso?

Nosotros creemos en un mundo con ritmo, de tiempos rápidos y, una sociedad que está en continuo cambio bombardeando con la próxima mejor cosa para alcanzar tus sueños. Abdominales “six pack”, el vestuario correcto y el trabajo que mejor te sirva.

Pero, ¿cuál es la intención de Dios para nosotros como hombres? ¿Cómo es “Ser un hombre” en los términos de Dios?

Por 24 años yo no conocía a Jesús. Fui criado en un hogar amoroso con padres que estaban juntos y por un papá que todavía es un héroe para mí. Pero me pregunto, a los 35 años, ¿tengo una buena comprensión del papel de ser un hombre?

1. El comienzo

Cientos de blogs definen cómo ser “un hombre exitoso”, “un súper papá”, o cómo “alcanzar tus metas”. Sin embargo, nada de eso importa. Nos hace falta que antes de todo esto, Dios nos hizo como hombres para representarlo por la eternidad. El primer punto, aunque parezca simple, es esta pregunta ¿verdaderamente está Dios de primero en nuestras vidas? ¿en nuestras casas, matrimonios, familias, trabajo, deportes, cuando estamos solos, y más importante, como Salvador del mundo?

Si no sabemos por qué somos creados, entonces incluso nuestros mejores esfuerzos para ser hombres serán en vano.

2. Trabajo

Como hombres, ¿para qué estamos aquí? Si te pregunto por qué compraste ese taladro, ¿qué dirías? Para taladrar. O para mí, como patinador, ¿qué bien tiene una patineta si no se usa? ¿una guitarra si no se toca? ¿un barco si no se navega? Pablo anotó en su carta a los Efesios, que como hombre, somos los trabajadores de Dios. Y si no caminamos en sincronía con esto,  justo como un taladro, una patineta o una guitarra, estamos simplemente adquiriendo polvo.

Sé lo difícil que la vida puede ser. Las personas ponen expectativas en nosotros. Nosotros ponemos expectativas en nosotros mismos. Pero Jesús nos ha dado un camino para recorrer y trabajar para Él.

3. Su Esposo

¿Estamos listos alguna vez para ser esposos? Todas las expectativas que vemos a través de películas, libros, y otros medios nos agotan. A la edad de diecinueve, yo estaba casado y no entendía para nada el matrimonio. Diecisiete años después el matrimonio empezó a tener sentido. Lo que sé y te diré, es que no lo tenemos todo junto. Dios no nos puso con nuestras esposas porque hacemos la pareja perfecta, sino porque a través de esto somos perfeccionados. El matrimonio es una de las maneras en que Dios hace que crezcamos. Lo que vemos al inicio de la Biblia es que la esposa vienea ser la ayuda del hombre. Dios le dió una mujer a Adán y tuvo en mente una mujer, Tracy, para mí. Nosotros nos hicimos uno, y ahora diariamente, sea lo que sea que enfrentemos, puedo confiar en que Dios tomó la mejor decisión en unirnos.

Como esposos, debemos ir al lado de esa mujer, en quien Dios está trabajando y ser partícipes en ser usados en ese proceso. No es fácil, A través del matrimonio, dos seres humanos son unidos con el propósito de servir a Dios, uno al otro y a otros. Yo estoy confiado en que Dios hará cosas maravillosas en nosotros, como hombres, amando a nuestras esposas primero.

4. Padre

Como papá de tres y posiblemente pronto de un cuarto hijo, si es la voluntad de Dios, ¿puedo confesarte algo? Por todo el tiempo que estoy viajando, no hay un momento en el que yo no desee estar haciendo mejor las cosas. Como patinador, Todo es acerca de perfección. Pero como padre, cómo estoy haciendo imperfectamente las cosas resalta más  para mí. Dios me ha dado a estos pequeños humanos para amar, guiar y dirigir. Hay veces que me siento abrumado. Pero, el recordatorio que me motiva a seguir: Podemos hacer muchas cosas en nuestras vidas. Podemos alcanzar esto y lograr aquello, pero sólo nosotros podemos ser los padres de nuestros hijos.

Como papá tengo que aprender lo que hace que sus ruedas anden y a dónde va su concentración. Me involucro en lo que sea que hagan, ya sea baseball, surfear, patinar, dibujar o leer la Biblia. Si hacemos el tiempo para relacionarnos con ellos, tendremos éxito en la mayor área a la que muchos niños les hace falta actualmente, sentirse queridos y amados.

5. Para Servir

De todas las cosas que les podamos decir a nuestros hijos, nuestro carácter en conjunto y cómo lo manejamos es cómo nos van a ver. Tenemos que “ser hombres” y aceptar la responsabilidad de servir como propósito diario. Después de Jesús fue bautizado en el Jordán, y dirigido a llamar a sus primeros discípulos. ¿Qué fue lo que dijo? Jesús se acercó a cuatro pescadores: Simón Pedro, su hermano Andrés, Jacobo, hijos de Zebedeo. Él dijo “Les mostraré cómo ser pescadores de hombres”. Ellos dejaron sus botes, redes y a los otros. Y en su camino siguieron a Jesús. El hecho de que estos hombres hayan dejado su negocio familiar me asombra. ¿Por qué habrán hecho eso? Porque amaban a Jesús. Él vino a servir y ahora nosotros continuamos lo que dejó.

Como esposos, padres, jefes, empleados, estudiantes, miembros de familia, amigos o lo que sea que podamos ser, tenemos que asegurarnos que no perdamos la alegría de caminar junto a Jesús diariamente. Se nos ha dado la oportunidad de dejar un legado de poner a Dios de primero en nuestras vidas. Vivimos en un mundo que se está muriendo, dónde Al Bundy, Homero Simpson y Christian Grey se están convirtiendo en estándares para los hombres, ¿por qué no vivir de otra maner? ¿Sé hombre!