Recientemente, me senté en un confortable sillón con mi café favorito en la mano y con un equipo de trabajo. Trabajamos en un ejercicio que trata de sugerir adjetivos que mejor describan a los adolescentes en el 2015. Como grupo, surgieron palabras como “superficial”, “piensan en sí mismos”, “desentendido”.

Lo entendí, muchos dijeron lo mismo de mi generación y de mí. Seamos honestos. Todo lo que se tiene que hacer es navegar a través de Instagram y darse cuenta que esta generación no solamente ha inventado el “Selfie”, también ha perfeccionado el arte de eso. El término “Selfie” puede apoyar las percepciones generales y dirigirnos a la suposición de lo que trata esa generación.

Eschenbach dijo, “En la juventud aprendemos, en la adultez entendemos”. He trabajado con adolescentes desde hace más de una década. La sociedad muchas veces marca a esa generación como la del “Selfie”. Sin embargo, he aprendido que hay mucho más debajo de la superficie que miran nuestros ojos. Hay ciertas cosas clave que podemos aprender de los adolescentes que podrían inspirar al mundo a #Vivir Segundo.

5 Cosas por aprender de los adolescentes

1. Está bien no estar bien.

Esta generación, más que otras anteriores, celebra y  motiva a admitir el “no estoy bien”. Muchas personas sienten esta presión para presentarnos en una manera que dice “yo estoy bien”. La verdad es que todos tenemos “asuntos”. Los adolescentes aceptan esta realidad.

2. La justicia importa.

Una vez Kurt Cobain dijo, “el deber de la juventud es desafiar la corrupción”. Los adolescentes tienen una gran sensibilidad por la injusticia. Ya sea por el bullying, racismo, sexismo, pobreza o por tráfico de sexo,  esta generación no se sacude la cabeza con estos retos. Al contrario, ellos alzan su voz, creatividad y esfuerzo para hacerle frente a las injusticias en su mundo.

3. El valor de la comunidad

Los adolescentes valoran conocer a otros y ser conocidos. Las relaciones importan. Los adolescentes ven la comunión como algo necesario y lo cultivan intencionalmente, tanto en persona como por internet.

4. Celebra la singularidad

Nuestra sociedad crea etiquetas y categorías a prácticamente todo. Esta generación tiene cierto disgusto por las etiquetas y celebra la singularidad de cada uno. Su manera de ser enseña a otros que nuestro trabajo no es rechazar o juzgar a quienes están en nuestro alrededor, sino amar a los demás por cómo son.

5. Pensamiento global

La definición de un movimiento es “un grupo de personas trabajando juntas para promover su ideal político, social o ideas artísticas”. Los movimientos están catalizados para cambiar. Mientras los adolescentes celebran la individualidad, tienen un deseo para ser parte de algo más grande.

Una mirada más allá de los “selfies”, revela características y valores en los adolescentes que pueden inspirar a otros a #VivirSegundo

Por David Martin

David Martin es el Director de Estudiantes de I Am Second (Yo Soy Segundo). Para aprender más de este movimiento nacional de estudiantes, dale click aquí.