20100610-E3_Iamsecond_Brady James 64-1La semana pasada, el Segundo Bradie James se encontró registrándose en la Las Vegas Convetion Center. Conferencias  y salones de hoteles no son nada nuevo para el muchacho de 34 años de edad, pero esta experiencia fue única.

Después de que los Dallas Cowboys lo seleccionaron en el 2003, Bradie disfrutó casi una década en la NFL. Sin embargo, en el 2012, su carrera llegó a su fin. Todo por lo que había trabajado ya estaba completo. Ahí es cuando Bradie empezó a buscar el próximo paso de su vida y fue cuando lanzó Premier Electronics. Pero instalar equipo de seguridad y automatización del hogar no es la verdadera pasión de Bradie. Electronics es solamente una excusa para ser un ejemplo para sus clientes y empleados.

“Puedes vender un producto, pero para mí, se trata de construir una relación”, compartió Bradie.

Recientemente, una nueva cosecha de internos llenaron los pasillos de la oficina de Bradie. Un hombre en particular le llamó la atención, no por su trabajo duro sino por su falta de motivación. En vez de dejarlo ir, Bradie buscó una alternativa inesperada.

“Comencé a ver a un muchacho que llegaba tarde y se iba un poco de fiesta, entonces lo comencé dejar y a llevar al trabajo”, comenzó Bradie

Bradie invitó al joven interno para que lo siguiera. Mientras veía a Bradie dirigir reuniones y resolver conflictos, conversaciones espirituales comenzaron a surgir y su relación se profundizó. Cuanto más se hundía el joven en el abuso de sustancias, Bradie se hundía más en su vida.

“Las personas pasan por eso y es algo con lo que deben lidiar. Debes dar las buenas nuevas, de que, sin importar nada, Dios nos ama. Siempre te puedes recuperar.”

Pasaron meses mientras el joven aprendía de Jesús, pero él no fue el único que cambió a través de su amistad. Bradie experimentó una oportunidad para vivir su propósito en la oficina.

“He aprendido a ser dócil. No es una debilidad, sino poder bajo control. Definitivamente eso es a lo que me he adaptado.”declaró Bradie.

Mientras Bradie estaba en la fila para registrarse en la convención de International CES Electronics en Las Vegas, representó más que un negocio. Él representó a un equipo de empleados y clientes que ha aprendido a servir como un ejemplo de Jesús para otros.

Para aprender más del viaje de Bradie viviendo Segundo, da click aquí.